domingo, 16 de junio de 2024

Revestida de luz natural

 

Esta foto es la misma que vimos iluminada en la entrada anterior


La cal, en sol y en sombra, el albero, el azul celeste y las nubes, solo me sobra un cable.


Un convento ¿quizás? Había muchos, algunos en activo. Mi mujer compró dulces monjiles en uno.


Soberbia torre dominadora.


Me gusta el escorzo negro, y la llanura inmensa.
texturas









¿Quién encalará todos los años venideros las fachadas andaluzas?




sábado, 15 de junio de 2024

Noches encantadoras (solitarias y frescas, ¿Quién da más?)


El amor andaluz a las macetas, a los jazmines, al frescor de la tierra húmeda... no importa que no haya flores en algunas épocas del año, las plantas son una cultura.

verjas, almenas, arcos de herradura, cal...


Pavimento, luces... un antiguo pilón al pie de la muralla árabe

Todo esto nos regalan, si hubiéramos continuado hasta Jerez nadie habría visto estos reflejos aquella noche
A la entrada hay un homenaje, una réplica a la parte romana de esta ciudad, que es importante.

y la parte cristiana, bien subrayada, por los conquistadores y por los descendientes de los musulmanes, para que no haya dudas.





 

jueves, 13 de junio de 2024

Medina Sidonia, otro alcor.

 

Tras fracasar en el enamoramiento de Alcalá de los Gazules, lanzamos nuestras expectativas de alojamiento rumbo a Jerez de la Frontera que era un tiro fijo. Por el camino se nos caía el sol y mi mujer chequeó en el teléfono si habría habitaciones disponibles en Medina Sidonia unas decenas de kilómetros antes. Paramos y acertamos en plena plaza mayor. Estábamos cansados, pero una noche bien iluminada es imperdonable para esta pareja de aguerridos turistas.








Desde nuestro alojamiento, al día siguiente.

Alcalá de los Gazules

 Pueblo blanco señalado como posibilidad para alojarnos el día que entramos en Gibraltar: Me recuerda a muchos, a Lebrija, a Vejer de la Frontera, a Carmona, a Jerez de los Caballeros, a Marvao... a Medina Sidonia que pronto veremos.... en un alcor, al amparo de un Castillo, dominando una rica llanura de la que sería granero y hospedaje de jornaleros. Arriba del todo están su iglesia y su castillo, por la ladera casas blancas, ya en el llano: edificios de pisos modernos.







En la parte de abajo de la foto jóvenes, dirigidos por veteranos, entrenando la llevanza de imágenes de semana santa.
llegábamos al atardecer, aún sin saber dónde dormiríamos.
Estamos en la provincia de Cádiz, una de las más sembradas de aerogeneradores.

Los pisos nuevos allá al fondo
La calle principal con su jardín y un altorrelieve dedicado a los viejos oficios.

Una sorprendente fuente-cascada con alberca en un recodo rocoso.


miércoles, 12 de junio de 2024

Se me nubla la memoria

Yo, tan partidario de la memoria histórica, de la memoria de las tradiciones, y de la memoria personal de las gentes, la estoy perdiendo. Hace un momento vine a escribir una "idea genial" sobre la cruz y resulta que ya la tenía escrita aquí, y además bastante mejor que la que traía pensada para empezar. 

Seguiré hablando de mis flaquezas: por excesos físicos tengo una lesión en el gemelo de la pierna izquierda; ando con la "pata chula" por las consiguientes molestias. Como tengo una casa grande que es el fruto de haber comprado el piso de al lado, siempre ando mucho por ella porque no sé dónde dejo las cosas. Mi madre dice "el que no tiene cabeza tiene que tener pies". Ahora que me cuesta tanto andar me doy cuenta de cuántos paseos tengo que dar (malditos paseos que casi siempre terminan abriendo el frigorífico porque se me olvidó lo que iba a buscar).

Con la música que toco me pasa igual, se me olvidan trozos, se me olvidaron piezas enteras, se me olvidan papeles burocráticos en ignorado sitio, compro libros repetidos, se me olvidan los que he leído...

Pero también diré que la grande, la memoria histórica, es un acto volitivo, hay que querer, hay que interesarse por ella puramente, sin afán partidista. Vencerá la desmemoria selectiva. A nadie nos gusta que nos cuenten lo mal que lo hicieron los nuestros, los buenos, los que hemos decidido de antemano que eran buenos, quizá porque tenemos claro que los otros eran peores, que seguramente lo eran, pero lo malo, malo es; lo haga quien lo haga. Lamentablemente pocos buscan la verdad desinteresadamente, así la memoria es selectiva, es alimento de argumentario político.

Doy gracias por no haberlo tenido fácil en mi búsqueda por los viejos y los papeles del Barranco de las Cinco Villas, se me cayeron palos del sombrajo. Quería investigar, descubrir algo auténtico y estuvo allí. Tuve suerte de escucharlo, de grabarlo, de encontrar actas, oficios, listados...


Volviendo a la memoria chica, a la mía, supongo y deseo que sea la edad. En cualquier caso me he espabilado mucho en la escritura estos meses; quizá sea una manera inconsciente de retener recuerdos. No quiero hacerme mala sangre, lo que tenga que venir llegará.

martes, 11 de junio de 2024

Otro poco de Gibraltar (Visto por mi mujer)

 

          Servicios públicos. "public toilets" No sé qué truco tenían.


                                 Una cabina para turistas en la que me metí a posar.


                                                         John Lennon y yo, mis gemelos, menos deslumbrantes.


A John Lennon le bautizaron como John Winston Lennon por este señor, pero mucho más tarde él se cambió de nombre John Ono Lennon (no es broma)


edificios recién construidos detrás del monumento


Yo caminando por un aeropuerto ( no encontré a Humprey Bogart) 


Había varias iglesias de diferentes credos, pero entramos solo en una católica.

                        Retrato de los jefes de estado, en un edificio oficial
Esto es lo que hay.

Establecimiento de comida rápida típica.